Empieza por Casa, empieza por tí

Te despiertas y comienzas el día viendo la misma puerta de tu habitación desgastada, y en ese mismo momento recuerdas que olvidaste llamar al carpintero para que pueda restaurarla. Vas camino a la cocina para prepararte el desayuno y aún se ve la misma mancha de humedad que con el tiempo ha estropeado tu cuadro favorito, sin embargo por algún motivo, no haz podido darte tiempo de impedir que esta mancha siga avanzando. No puedes hacerte el café que tanto te gusta, porque te olvidaste de comprarlo en el supermercado. Siguen las mismas peleas con tu pareja, por los mismos temas de siempre, lo que sobra, lo que falta, lo que no alcanza, cuesta entender a tus hijos/as que ya no son los mismos niños/as pequeños a los que alegrabas con tus morisquetas. Convivimos tantas dificultades diarias, que muchas veces nos hacen girar en un círculo difícil de salir.

Sin embargo, cuando creemos estar perdidos y todo parece difícil de procesar, quizá comprender que las dificultades pueden ser temporales y que claro que hay un camino posible de construir puede ayudarnos a idear nuevas opciones.

Sí existen fortalezas visibles en nuestro ambiente y en nosotros mismos, tanto para reparar puertas, paredes, así como para ser mejores personas cada día.

Nuestra casa es mucho más de lo que imaginamos. En ella depositamos y reflejamos parte de nuestro mundo interno. Sin embargo, darnos el tiempo para entender nuestro interior, es ir un poco hacia lo conocido y también hacia lo desconocido. 

Este pequeño escenario, es una muestra de aquellos aspectos que pueden estar en juego en nuestro ambiente. Ese ambiente y esos vínculos que construimos con otras personas, con las que además de generar cierta unión, también se establecen diferencias. Y por sobre todo, muchas veces lo difícil es aceptar las diferencias de cómo son las cosas, las personas, las relaciones y de nosotros mismos.

Te invitamos a explorar y reflexionar en las temáticas de superación personal, relacionamiento con nuestra familia, entre otros, abordando desde aspectos psicológicos que intervienen tanto en nuestra Casa como en las diversas Organizaciones de las que formamos parte.

Bienvenido/a!

Escrito por Lic. Cecilia Casagrande